¿Qué es el design thinking?

 

Design thinking es una metodología del diseño transformadora que surgió en la década de los 90. Está metodología no sólo se limita a los proyectos visuales, sino que puede aplicarse a otros rubros, incluso a llegar a aplicarse a la vida real.

Surge a partir de la idea de la forma en que los diseñadores de producto crean algo nuevo. Dicha [metodología] fue desarrollada en la Universidad de Stanford en California, EU. Dicha actividad hace uso de la intuición y los métodos de los diseñadores para cumplir con la tarea de cubrir las necesidades de lo clientes con lo que es factible de concretar juntándola con posibles estrategias de negocios, dandole valor al producto para lanzarlo posteriormente al mercado.

Según Guillermo Pérezbolde, director general de la agencia Mente Digital, design thinking es, propiamente, “una metodología científica que se basa en las herramientas del diseño para desarrollar productos. Este método es fácil de trasladar a otros procesos creativos para obtener beneficios múltiples que se enfocan en la innovación y se centran en  el ser humano”.

En general se puede clasificar todas las problemáticas en un proceso de trabajo en 3 categorías.

1.- Problemas conocidos. Aquellos que  se saben resolver y se conoce la manera de hacerlo.

2.- Problemas desconocidos/conocidos. No se cuenta con mucha información acerca de ellos, pero se puede tener una idea de cómo resolverlos.

3.-  Problemas desconocidos. No hay noción de ellos ni se sabe la manera de solucionarlos.

Para llegar a la  resolución de dichos problemas, esta es la metodología a seguir según el design thinking.

1.- Empatizar: ponerse en los zapatos del otro, entender al público con todo detalle y conocer sus necesidades.

2.- Definir: comprender la necesidad del cliente o de las audiencias para poder ofrecerles lo que necesitan.

3.- Idear: es la etapa en la que surgen las lluvias de ideas y se desarrolla el proceso creativo para generar las soluciones que respondan a la necesidades del público.

4.- Prototipar: desarrollar algo que puede funcionar y puede ser utilizado.

5.- Evaluar: esta etapa sirve para determinar si la propuesta que se formuló realmente funciona.

Este método es fácil de trasladar a otros procesos creativos para obtener beneficios múltiples que se enfocan en la innovación y se centran en  el ser humano.

Empresas como Apple, Google o Zara utilizan esta metodología para la el desarrollo de productos innovadores. Pero, no porque grandes corporativos hagan uso de estas herramientas, quiere decir que sea exclusivo de ellas. Hagamos uso de estas herramientas para solucionar cualquier problemática que se presente en nuestras vidas. Recuerden que los únicos limites que nos podemos encontrar, son los mismos que nosotros nos ponemos.

metodología Conjunto de métodos que se siguen en una investigación científica, un estudio o una exposición doctrinal.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *