¿Cuál es tu motivación creativa?

¿Te has cuestionado qué es eso que hace andar tu motor creativo?

 Y a ti, ¿Qué te motiva a que tengas una vida creativa?

Como se mencionó en el post anterior, la finalidad de este blog es funcionar como un rayo de inspiración para todos aquellos que busquen incorporar la creatividad en su vida en general.  Pero antes de irnos de lleno en compartir todo aquello y aquellos que nos inspiran, hay que tomar en consideración un elemento previo a la inspiración.

LA MOTIVACIÓN

¿Alguna vez has pensado en qué es eso que te motiva a ser creativo? ¿Qué es aquello que te mueve a lograr un objetivo en particular que involucre tu creatividad?

Es un hecho que las motivaciones pueden variar de persona a persona. Éstas pueden ser externas a nosotros y tener una función positiva, como lo puede ser el reconocimiento de las aquellos que conforman nuestro entorno, una remuneración económica,  un ascenso laboral, un proyecto nuevo, etc. Pero también tenemos que tomar en cuenta las motivaciones externas negativas, que podrían ser:  el no perder un trabajo, el tener un deadline muy cercano, o las críticas (no constructivas) de quienes están alrededor. Pero es importante tomar en consideración que la motivación negativa definitivamente no es la adecuada para el desarrollo de la creatividad, pues ésta puede generar mucha ansiedad y estrés, los peeeeooores escenarios para la creatividad.

También existe la motivación interna, aquella que implica el realizar una tarea de forma creativa por el simple deseo de hacerlo, por crecimiento personal, por explorar nuestras capacidades y distintas formas de procesar el entorno o incluso lograr cambiarlo o simplemente por saciar nuestra curiosidad ante todo lo que se nos presenta.

Si la motivación es aquello que va a determinar el “para qué” de las cosas que hacemos, sería muy importante evaluar las cosas que nos motivan. Ya sea una motivación externa o interna, (cualquiera de las dos formas de motivación son muy válidas) es un excelente ejercicio de auto exploración el que cada creativo tenga claridad del por qué se necesita desarrollar y qué es lo que se va a satisfacer.

¿Ya tienes tus fuentes de motivación claras?

¡PERFECTO!

Ahora utilízalos como tu estandarte, demuestra con orgullo qué te motiva a ser creativo. Que ese sea el motor por que cual te levantas, te preparas y trabajas todos los días (remunerado o no). Y aquellos días que no estas de humor creativo o la motivación anda en niveles bajos, date chance de despejarte, de descansar y reponer la mente, pero no olvides tu estandarte, vuelve a sacarlo y regresa al camino creativo con la mente fresca y la emoción de crear.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *